Etiquetado como: asesoría en Sevilla

¿Qué es el pool bancario?

Empresas como Gesincor Consultores hablan de la necesidad de familiarizarse con el término “pool bancario” si tenemos una empresa. Esta asesoría en Sevilla explica que es un informe en el que se detallan los riesgos que existen por llevar a cabo determinadas operaciones bancarias en un momento concreto. Para gestionar un negocio bien habrá que tenerlo en cuenta. Siendo muy útil para la planificación financiera y uno de los documentos necesarios para poder pedir financiación.

Conoce un poco más

Muchas empresas suelen tener problemas a la hora de encontrar financiación. Para poder adquirirla hay que demostrar que el negocio cuenta con la solvencia necesaria. Los bancos quieren saber cuál es la deuda que posee tu empresa y qué capacidad tiene para poder hacerle frente. Es aquí donde entra el pool bancario. Este informe detalle los productos financieros bancarios que tiene contratados la empresa.

Es un documento necesario para acudir a cualquier entidad a pedir financiación. Su contenido es imprescindible a la hora de evaluar los riesgos bancarios de un negocio en un determinado momento y así decidir si se le concede la financiación y cuáles son las condiciones de la misma.

Debemos de incluir el nombre de la entidad, así como también el tipo de crédito que tenemos, la fecha en la que se solicitó, la cantidad exacta, los plazos de amortización… lo habitual es que todo ello vaya acompañado con los recibos de cada uno de los productos.

Gracias al pool bancario podrás analizar la composición de la deuda que posee tu empresa, así como también el coste de la misma y el riesgo financiero que posee. Gracias a todos esos datos podrás pedir una financiación adicional o incluso poner en marcha nuevos proyectos.

Contacta con una buena asesoría en Sevilla para poder mejorar la situación de tu empresa y conocer todo lo que necesitas para poder realizar tu pool bancario.

Asesoría en Sevilla y los diferentes contratos

A la hora de firmar un contrato debes de tener claro algunos aspectos del mismo. Profesionales como Gesincor Consultores ofrecen un servicio para conocer a fondo los términos a través de su asesoría en Sevilla.

En algunos casos puede que existan un periodo de prueba, que tiene que estar reflejado en el propio contrato. La duración máxima de dicho periodo dependerá de los convenios establecidos por la empresa, nunca llegando a ser más de seis meses en caso de los técnicos con titulación ni de dos meses para los demás trabajadores. Aunque en caso de que la empresa no cuente con más de 25 años, el plazo se establecerá en menos de tres meses.

Durante este periodo debes de tener claro que cuentas con los mismos derechos y obligaciones que el resto de trabajadores. Pudiendo rescindir el contrato en cualquier momento durante este periodo en caso de que alguna de las partes no esté conforme.

A la hora de firmar un contrato indefinido la empresa deberá de mantener el empleo al trabajador por un mínimo de tres años. Además de que no podrá modificar su nivel de empleo en los dos años después de firmar el primer contrato. Se define por establecer una relación laboral durante un tiempo determinado.

También existen aquellos contratos para la formación y el aprendizaje que están orientados a que los más jóvenes adquieran mucha más experiencia. La duración mínima será de un año, pudiendo prorrogarlo a tres.

Este tipo de contratos están hechos para poder combinarlos con las actividades formativas. Siendo en el primer año el 25% de la jornada destinada a la formación y a partir del segundo el 15%.

Pero no debes de confundir contratos de formación con los de prácticas. La asesoría laboral establece que los de prácticas tienen como objetivo poder utilizar los conocimientos adquiridos y no poder formarse.

Acudir a una asesoría te permitirá conocer en profundidad los distintos tipos de contractos antes de realizarlos o firmarlos. Confía en profesionales.