Utilización de las marchas en la conducción

Una de las cuestiones más buscadas a la hora de obtener el permiso de conducir en Sevilla es saber cuándo hay que cambiar de marcha. Especialistas como los de Autoescuela Ciudad Jardín informan de este tipo de acciones a la hora de enseñar a sus alumnos.

Las revoluciones del motor son las más indicadas para llamar nuestra atención y cambiar de marcha. Es importante circular al mínimo de revoluciones posibles a la hora de hacer una conducción eficaz. A muchas personas este tipo de cambio de marchas le supone todo un mundo.

Habrá que hacer una distinción entre algunas de las marchas:

  • Punto muerto. Simbolizado con una N en la palanca de cambios. En esta posición los engranajes del eje de salida giran libremente mientras que los del intermedio se quedan fijos. No se transmite la energía o fuerza a la unidad de potencia.
  • Primera marcha. Esta posición proporciona un elevado par motor lo que hace posible la aceleración necesaria para revolucionar el motor hasta la siguiente velocidad.
  • Segunda marcha. Simbolizada con un 2. Da lugar a una mayor velocidad y un menor aumento del par.
  • Marcha atrás. Simbolizada con una R. Hace que el eje principal invierta la dirección.

A la hora de obtener el permiso de conducir en Sevilla habrá que poner atención a este tipo de detalles. No solo los aspirantes a conductoresdeben de aprender cómo son las marchas, también algunos que ya tienen el carnet deben de repasarlas con el fin de no crear conflictos evitables en el motor del coche.

Son muchos quienes no cambian de marcha con la suficiente frecuencia. Generando así problemas que salen a la larga bastante caros. Realizar una conducción eficiente es de lo más necesario, siendo un proceso que cada vez debe de ajustarse más a las necesidades de la población.

Síganos: