Controlar las plagas de invierno

Equivocadamente se piensa que cuando llega el invierno, con sus bajas temperaturas y sus pésimas condiciones ambientales, se ponen fin de manera temporal a las plagas. Pero eso realmente es incorrecto.

En concreto, durante esa temporada lo que hacen esas plagas, y más exactamente los insectos o demás animales que las ocasionan, es protegerse del frío, hibernar y hacerse fuertes mientras llega el buen tiempo.

Por todo ello, lo que hay que hacer en invierno es llevar a cabo toda una serie de medidas y actuaciones que aprovechen esa fase “escondida” para ponerle fin a las plagas definitivamente. Y para eso se hace vital contar con empresas de control de plagas en Madrid, por ejemplo, que se encargarán de llevar a cabo las inspecciones y tratamientos pertinentes para lograr el mencionado objetivo.

No obstante, cualquier ciudadano también puede acometer ciertas medidas que faciliten la labor de los profesionales y que contribuyan a acabar con el problema tales como las siguientes:

  • Ponerle fin a todos los residuos de las canales pues allí se suelen “acomodar” diversos tipos de insectos.
  • Proceder a guardar la basura lo más lejos posible de la casa y no olvidarse de tirarla diariamente para que no se generen suciedad ni olores que atraigan a animales que puedan convertirse en una plaga, como sería el caso de roedores o de cucarachas.
  • No menos importante es el proceder a sellar de la manera más eficaz todas las aperturas que el hogar tenga al exterior. Eso supondrá desde sellar las grietas que tenga el sótano hasta revisar que las puertas de entrada no posean espacios libres. Y todo ello sin olvidarse de acometer la misma tarea con el sistema de ventilación.

Tres consejos sencillos pero muy eficaces que pueden hacer que se diga adiós a los problemas de plagas.

Síganos: