4 Consejos clave para el cuidado de nuestro horno

Pasan los días, meses y años y no nos damos cuenta de que nuestros electrodomésticos se van deteriorando. No solo por el paso del tiempo, sino por su mal cuidado. Además no solemos prestar la atención que se debe para su perfecto mantenimiento, por lo que nos arriesgamos a que no nos dure mucho tiempo.

Un punto importante antes de comprar un horno, es preguntarnos ¿Qué uso le vamos a dar? No es igual comprar un horno para uso familiar, personal. Hay que tener en cuenta la calidad, su capacidad y el tipo de material.

Aquí os dejamos varios consejos para el perfecto cuidado de nuestros hornos.

1. La limpieza interior

Parece algo obvio, pero no. La limpieza del horno es una de las cosas que mas dejamos pasar. Los restos de comida o liquidos que se caen, se van acumulando y pueden taponar los quemadores, produciendose un problema es la cosbustión. Hoy en día muchos hornos tienen el sistema de pirólisis, es decir, que se limpia solo por así decirlo. No osbtante, si su horno no lo tiene, utilice productos especiales y limpielo una vez que se haya enfriado.

En caso, de que nuestro horno sufra algun desperfecto existe «Arregla tu mismo» , una empresa especialista en marcas de hornos como Teka, Fagor, Balay, AEG.

2. El material de los recipientes

No solemos prestar mucha atención a los materiales que podemos o no meter en el horno. La silicona es un material que puede dañar el sistema del horno, por lo que no es nada recomendable utilizar recipientes de este material.

3. ¿Cuándo debemos abrir la puerta?

Casi todos, alguna vez hemos abierto las puertas tras hornear algo y las hemos dejado abiertas, para que así el horno se enfríe antes. Esto es un error garrafal, primero porque lo recomdable es dejar el horno cerrado siempre, ya que los cambios bruscos de temperatura pueden dañar las gomas. Segundo, porque el calor que sale también puede estropear los propios muebles de la cocina. Se irán deteriorando.

4. La limpieza de los accesorios

Las gomas, bombillas y demás deben cambiarse siempre que se vean dañados. Además, todo lo que sea bandejas, rejillas, etc, hay que limpiarlos con sus respectivos productos.

En definitiva, lo importante es disfrutar de nuestra cocina pero sabiendo como mantenerla en perfectas condiciones, para que así nos dure el máximo tiempo posible.

 

 

Síganos: