Archivo por meses: febrero 2020

La eliminación de tatuajes: toda la verdad

Pues sí, efectivamente la eliminación de tatuajes es una realidad. Como bien decimos, es posible. Muchas personas se encuentran en la situación de querer quitarse un tatuaje que se hicieron en el pasado que ya no les gusta o se avergüenzan.

Hoy en día existe la opción de poder eliminarlos gracias al láser de luz pulsada. El procedimiento consiste en pasar el láser por el tatuaje en cuestión, fraccionando las partículas de tinta en otras más pequeñas. Estas partículas más pequeñas se van eliminando poco a poco a través del sistema linfático.

Si es cierto, que es muy importante informar al paciente que no siempre es fácil de quitar al 100% un tatuaje, puesto que depende mucho del mismo. Si el tatuaje tiene diferentes pigmentos de colores, como el rojo, verde o amarillo… Se complica mucho más todo el proceso.

En Bonaderma, una clínica estética situada en Sevilla realizan este tipo de tratamientos.

De las dudas más habituales es sobre como se verá el resultado y sobre todo cuando. Pues bien, tal y como hemos mencionado depende del tatuaje el proceso durará más o menos, pero el resultado final se podrá apreciar en alrededor de 25 días. Es el tiempo mínimo necesario que el cuerpo necesita para eliminar todas las partículas de tinta. Pero todo va en función de los colores que tenga el diseño, puesto que los tatuajes de color suelen tardar más en borrarse.

Ahora bien, el número de sesiones que se necesite para eliminar el tatuaje también oscila dependiendo de la profundidad del dibujo, tipo de tinta y cantidad utilizada, antigüedad del tatuaje, color de piel, entre otros factores. Respecto al dolor… el umbral del dolor de cada persona es diferente. No duele tanto como dicen, es más la mayoría de las personas afirman que duele menos que hacer el tatuaje. En todo caso se siente como un leve pinchazo. Siempre se puede aplicar algún tipo de crema anestésica. De todos modos es recomendable durante el proceso ir aplicando frío sobre la piel.

No queda cicatriz, pero siempre es muy importante tras las sesiones hidratar mucho la piel con cremas regeneradoras.

Para que todo vaya bien y salga perfecto, es más que evidente acudir a centros especializados y que cuenten con años de experiencia. En Bonaderma necesitan estudiar tu caso antes de empezar con el tratamiento, así sabrán de forma segura que el tratamiento te será efectivo.

4 Consejos clave para el cuidado de nuestro horno

Pasan los días, meses y años y no nos damos cuenta de que nuestros electrodomésticos se van deteriorando. No solo por el paso del tiempo, sino por su mal cuidado. Además no solemos prestar la atención que se debe para su perfecto mantenimiento, por lo que nos arriesgamos a que no nos dure mucho tiempo.

Un punto importante antes de comprar un horno, es preguntarnos ¿Qué uso le vamos a dar? No es igual comprar un horno para uso familiar, personal. Hay que tener en cuenta la calidad, su capacidad y el tipo de material.

Aquí os dejamos varios consejos para el perfecto cuidado de nuestros hornos.

1. La limpieza interior

Parece algo obvio, pero no. La limpieza del horno es una de las cosas que mas dejamos pasar. Los restos de comida o liquidos que se caen, se van acumulando y pueden taponar los quemadores, produciendose un problema es la cosbustión. Hoy en día muchos hornos tienen el sistema de pirólisis, es decir, que se limpia solo por así decirlo. No osbtante, si su horno no lo tiene, utilice productos especiales y limpielo una vez que se haya enfriado.

En caso, de que nuestro horno sufra algun desperfecto existe «Arregla tu mismo» , una empresa especialista en marcas de hornos como Teka, Fagor, Balay, AEG.

2. El material de los recipientes

No solemos prestar mucha atención a los materiales que podemos o no meter en el horno. La silicona es un material que puede dañar el sistema del horno, por lo que no es nada recomendable utilizar recipientes de este material.

3. ¿Cuándo debemos abrir la puerta?

Casi todos, alguna vez hemos abierto las puertas tras hornear algo y las hemos dejado abiertas, para que así el horno se enfríe antes. Esto es un error garrafal, primero porque lo recomdable es dejar el horno cerrado siempre, ya que los cambios bruscos de temperatura pueden dañar las gomas. Segundo, porque el calor que sale también puede estropear los propios muebles de la cocina. Se irán deteriorando.

4. La limpieza de los accesorios

Las gomas, bombillas y demás deben cambiarse siempre que se vean dañados. Además, todo lo que sea bandejas, rejillas, etc, hay que limpiarlos con sus respectivos productos.

En definitiva, lo importante es disfrutar de nuestra cocina pero sabiendo como mantenerla en perfectas condiciones, para que así nos dure el máximo tiempo posible.